sábado, 23 de junio de 2012

Detalles


Resulta complicado poder ver sin mirar, pero algo que parece y suena tan lógico, nos sucede con frecuencia. Vemos, pero ¿qué parte de la realidad contemplan nuestros ojos cuando miramos? Muy poco o casi nada, pues dentro de una panorámica general, habitan infinidad de detalles y en estos, trasciende el alma de las mujeres, los hombres y las cosas.

Detrás de cada puerta están los cuerpos donde habitan las ideas
Están sus corazones y cerebros,
y en ellos conviven las cosas serias e importantes
y, también las ilusiones más alegres.

Se encuentran escondidos los placeres,
pues han acostumbrado a decir que son pecados.
Asoman curiosos los amantes,
orgullosos de amar y ser amados.
Residen viejos detalles,
unos escondidos otros adornado los rincones.

Están los diarios repletos de noticias.
Planes de futuro.
Una guía de viajes señalando los caminos
y también una fila de hombres preparados para recorrerlos.


Donde quiera que vayamos encontraremos semejantes
dispuestos a silenciar o propagar nuestros secretos,
pues no hay detalle que escape del placer que sienten los cotillas,

que cuando miran y escuchan,
ni ven ni oyen,
pues solo descubren lo que alguien les cuenta,
picando el anzuelo de la manipulación.

Ajenos a las partes más salientes de la vida,
y la existencia de detalles que por si solos, 
cuando se tienen en cuenta
son capaces de embelesarnos 
y otorgar el éxito que marca la diferencia.

5 comentarios:

  1. Preciosas fotografías amigo, y el texto con que las has acompañada es igualmente bonito.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonita entrada llena de lindas palabra y preciosas fotos, ay, ay, los cotillas, en realidad nos tienen rodeados...
    Besotes y lindo finde Pinto,

    ResponderEliminar
  3. no todo el mundo está dispuesto a profundizar en los detalles y se queda siempre pensando y conformándose con esa panorámica que es más gran´diosa pero más inabarcable.

    me encanta la segunda foto y la última, la de la pinza amarilla.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  4. Profunda y certera tu mirada, Pinto, esa que va más allá de las meras apariencias.
    Tus fotos, magníficas, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar