miércoles, 25 de abril de 2012

Mientras incuba la vida la ciugüeña


Mientras incuba la vida la cigüeña,
hay quien se pierde por falta de tiempo,
y quien evita mirar el espejo
para no caer en la nostalgia.


Mientras incuba la vida la cigüeña,
echo de menos el tiempo perdido,
los sonidos que como olas acariciarían mis oídos
y las manos ausentes

Mientras incuba la vida la cigüeña
Noto la ausencia de la luna y con su luz las sombras,
los sueños que se cruzan y
los cuerpos que se enredan.

Mientras aparece la vida en lo alto de las torres,
sueños, caricias, ilusiones,
deseos,  temblores, secretos y  pasiones,
asoman clavados como espinas en mi nombre

3 comentarios:

  1. Es un poema reflexivo que me hace pensar y sopesar.
    Es un poema que me lleva a mirar a lo alto, a las nubes y siempre está bien despegarse del suelo y coger altura, aunque sólo sea unos momentos.
    Me encanta la puerta gastada por el tiempo. Me encantan las puertas viejas y con historia, yo también las fotografío (no tan bien como tú).

    Y me gustan: los sueños, las caricias, las ilusiones, los deseos, los temblores, los secretos y las pasiones, aunque asomen clavados como espinas en tu nombre (mejor eso que el vacío de no sentir nada).

    biquiños,

    ResponderEliminar
  2. Hay que seguir creyendo en las cigüeñas... y en tu cámara.


    besos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho el texto y éstas bonitas fotografías; los tonos de la primera me encantan.
    Saludos.
    Ramón

    ResponderEliminar