martes, 13 de septiembre de 2011

El renacer de los caciques




Triste espectáculo de vida que arrastran,
entre bolsas y esperpentos deformados.


Triste papel de gobernantes que presiden,
y candidatos que asoman la mano
tapada con guantes blancos


No hay ya obreros, ni jornaleros, ni maestros,
solo indignados,
destapando con arados rudimentarios trampas y mentiras

Y gentes que pasean la docilidad de una fe macabra
asociada a quienes recortan, pisan y cambian
el trabajo del obrero por el sueldo de becario.

Pasen y miren, el renacer de los caciques.

5 comentarios:

  1. ¿Renacer? Nunca han dejado de estar... simplemente se les ve más la cresta.


    besos

    ResponderEliminar
  2. Siempre han estado en su sitio,lo que ocurre es que cuando las aguas se revuelven salen a flote.

    ResponderEliminar
  3. Los caciques siempre existirán porque siempre habrá fuertes (que querrán utilizar su fuerza) y débiles (que no querrán imponer la fuerte que tienen -porque la tienen- por miedo).

    Me encanta la segunda foto y la última, que imagino que es agua chisporroteando.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  4. la anterior anónima soy yo, Aldabra.

    ResponderEliminar