miércoles, 2 de junio de 2010

Esculturas celestiales.



Cuentan que dios hallándose aburrido, se prescribió hacernos un regalo, de forma que manos a la obra se atareó esculpiendo piedras desde su atalaya. Nadie ha sido capaz de explicar las herramientas utilizadas, no obstante, si algo ha trascendido es que estas eran tan sutiles que componían las formas a través de caricias, evitando aristas pronunciadas.



Cuando uno camina por el campo, puede contemplarse un museo modelado en las piedras del paisaje, formas que se aproximan a nuestros sentidos,



reconociendo figuras y elementos bien reales bien imaginarios, siempre con la fascinación que proporciona descubrir un gran museo.


Cosas de la naturaleza que incitan a mirar y resultan, un buen ejemplo de lo caprichoso e imprevisible que son los vientos y quien los gobierna.

14 comentarios:

  1. Desde luego, arte en estado puro. No va más.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Ooooohhhhhhhhhhhh Pinto qué maravilla.
    Quiero ver con tus ojos.
    Tal vez me salgan fotos así.
    Aunque el caso es que para qué las quiero, teniendo las tuyas.

    ResponderEliminar
  3. Un hermoso y caprichoso museo,el que nos proporciona la naturaleza y que tú compartes con todos nosotros.
    Un besico

    ResponderEliminar
  4. También cuentan los ojos que miran, la apertura hacia la belleza de las formas, la imaginación fértil, la palabra adecuada. Tú las posees, Pinto, y las compartes para nuestro gozo.
    Formas sin aristas en las piedras, en las nubes, en los árboles... La naturaleza jamás dejará de asombrarnos, por fortuna.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hace unos días hablaba yo de la playa de Samil en Vigo y dudé a la hora de escoger una foto entre una de la gente en la arena, que finalmente publiqué, y otra de unas rocas amarillentas bellísimas que me recuerdan mucho a estas tuyas. Tengo pendiente una entrada con foto de un kiosko de prensa como tu y, a nada que me conozcas un poco, sabrás que tu reportaje de La Gran Vía me gusta a rabiar.
    Total que me ha encantado esta visita. Quizá te interese saber sobre una exposición de fotografía que he visto en Londres que he comentado en mi blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. La naturaleza ¡qué buena escultora!

    ResponderEliminar
  7. Sabia naturaleza y estupendas tomas. Me gustan mucho, felicitaciones. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. El tiempo es un maestro en todos los casos. Qué fotografías más bonitas.

    ResponderEliminar
  9. Buenas fotos y muy interesante texto. Tenía yo este blog tuyo un poco olvidado: lo añadiré a mi lista pues, hoy por hoy, me estimula más que otras cosas y no quiero perderme estas miradas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Bonitas imágenes, la naturaleza es tan caprichosa que nunca deja de sorprender a quien la contempla.
    Gracias por hacernos participar :)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. y el caso es que con una mano dejada llevar por el tiempo, aún sigue modelando esos paisajes.


    saludos

    ResponderEliminar
  12. sólo hay que tener los ojos bien abiertos, como tú, para captar todas esas cosas que a veces, porque vamos apurados por la vida, se nos escapan.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  13. Que maravilla de fotografias acompañadas de hermosas palabras. Tienes una capacidad innata para captar la belleza de la vida.

    Saludos

    ResponderEliminar